20 días de huelga de hambre: Una madre saharaui exige el cuerpo de su hijo y justicia por su muerte

Takbar Haddi lleva 20 días en huelga de hambre en Las Palmas, Gran Canaria. Su hijo, Haidala, murió a consecuencia de la brutal agresión de cinco colonos marroquíes en El Aaiún, la capital de el Sáhara Occidental ocupado. Takbar está pidiendo que le devuelvan el cuerpo de su hijo para que se pueda llevar a cabo una autopsia y “los asesinos puedan ser llevados ante la justicia”.

El 30 de enero de 2015, el joven Mohamed Lamin Haidala, 21, fue brutalmente lapidado y recibió varias puñaladas realizadas con un par de tijeras, una de las cuales, en su cuello, resultó grave. Haidala ayudó a una vecina que temía ser violada por un grupo de colonos marroquíes en El Aaiún. Fue el mismo grupo de colonos marroquíes los que le atacaron. Haidala era un joven activista que luchaba por la independencia de su país, rechazando aceptar la ocupación ilegal de Marruecos desde que España se retirara en 1975.

Haidala fue gravemente herido y llevado al hospital, donde tras denegarle anestesia y analgésicos durante el tratamiento, se le arrestó y pasó la noche en una comisaría de policía marroquí. Le liberaron al día siguiente, tras dormir en el suelo sin colchón ni mantas.

Su salud se deterioró y su familia intentó llevarle de nuevo al hospital, pero le rechazaron en varios hospitales. Al final le llevaron en ambulancia a Agadir, a más de 600 km de distancia. En Agadir se le trasladó de un hospital a otro ya que el equipo médico se negaba a tratarlo. El retraso del tratamiento, a pesar de la gravedad de su estado, causó la muerte de Haidala en la sala de espera de un hospital el 8 de febrero.

Su cuerpo fue confiscado por la policía, que rechazó realizar una autopsia. La autoridades marroquíes, como siempre, se negaron a realizar una investigación del ataque que puede añadirse a una larga lista de atrocidades cometidas por marroquíes contra saharauis.

Durante su huelga de hambre, Takbar ha presentado su caso en el Parlamento Europeo. Pide que el cuerpo de su hijo sea exhumado, que un grupo de doctores independientes realice una autopsia y que el cuerpo sea finalmente entregado a su familia para realizar un funeral y entierro familiar. Ella condena a los responsables de la muerte de su hijo.

Legalmente “el Sáhara Occiental sigue siendo un territorio no autónomo, ilegalmente invadido por Marruecos, y cuya potencia administradora sigue siendo España” (art. 73 carta.XI de la Resolución de la ONU).

Tras los 20 días de huelga de hambre, varias organizaciones han protestado en solidaridad. La salud de Takbar está ahora en peligro.

Cuando comenzó la huelga de hambre, Takbar dijo: “Si muero, no me importa. No tengo ningún problema con ello. Culpad a los médicos, a los colonos y a la policía marroquí, a todos ellos. Estaré mejor muerta, estaré con mi hijo”.

Te instamos a que te asegures que el sacrificio de esta madre no es en vano. Hacemos un llamamiento a TODAS las autoridades con jurisdicción en este caso a responder, especialmente a las autoridades españolas. Nuestro llamamiento también va dirigido a la ONU y a todos los que apoyan la independencia del Sáhara Occidental.

Si hay justicia en el mundo, es momento de exigir #JusticiaParaHaidala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s