Marruecos debe parar inmediatamente las detenciones ilegales de jóvenes saharauis

 El 7 de julio de 2015 a las 9.30 de la mañana, las fuerzas de seguridad marroquíes arrestaron a Abujahid Abid de 15 años. Su madre describió lo ocurrido a AdalaUK: “mi hijo salió a las 8 de la mañana para hacer un par de cosas que le pedí, pero no volvió a casa. Fui a preguntar a sus amigos que estaban jugando en la calle si le habían visto y me dijeron que policías marroquíes sin uniformar habían estado haciendo preguntas sobre mi hijo, pero no pudieron decirme si se lo habían llevado o no. Yo estaba muy preocupada y no pude dormir en toda la noche.”
“Al día siguiente, a las 16:00, policías sin uniforme vinieron a mi casa para decirme que mi hijo había sido arrestado, pero no me dieron ninguna razón de por qué ni cómo había pasado.”
Las autoridades acusan al joven saharaui de romper una de las ventanas del Banco del Pueblo Marroquí en la Calle Smara en la ciudad ocupada de El Aaiún. Según Abujahid declaró a miembros de AdalaUK, él no tiró piedras a ningún edificio. Fue detenido en la comisaría de policía, en pésimas condiciones durante 34 horas antes de ser finalmente liberado, aunque de manera condicional.
A las 14:00 del 9 de julio, Abujahid compareció ante el fiscal del Rey en el Tribunal de Apelación de El Aaiún el cual refirió su caso al juez. Su madre estaba presente y afirmó que su hijo era inocente, así mismo denunció el modo en que fue detenido e interrogado; sin la presencia de un familiar o un representante legal. El juez liberó a Abujahid, dejando el caso visto para sentencia el 1 de octubre.
 Abujahid habló con miembros de AdalaUK sobre su arresto “Salí de casa y estaba caminando por la calle cuando un coche de policía paró y algunos oficiales me obligaron a entrar en el coche. No me dijeron por qué, no me insultaron ni me agredieron ni nada mientras estuve en el coche con ellos. En breve llegamos a la comisaría. Me esposaron con las manos a la espalda y me metieron en una habitación donde seis oficiales sin uniformar me vendaron los ojos y empezaron a pegarme y abofetearme en la cabeza insultándome al mismo tiempo. La mañana siguiente los mismos policías me ordenaron firmar y poner mis huellas en varios documentos, pero no me dejaron leerlos ni me dijeron cuál era su contenido.”

Es importante mencionar en este punto que Abujahid y su familia fueron arrastrados fuera de su casa y golpeados por policías antes de prender fuego a su vivienda.

En un informe reciente AdalaUK ha documentado 360 casos de niños saharauis que han sufrido abusos en manos de las autoridades marroquíes. Abujahid es uno de estos casos. Estos abusos infringen totalmente la Declaración de la ONU de los derechos del Niño de 1959. AdalaUK envió el informe de la detención y tortura de niños saharauis a la 28º Sesión del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra en mayo de este año. Como respuesta, la delegación marroquí reconoció que los niños no representan amenaza alguna pero no han aceptado ninguna responsabilidad y continúan negando la realidad de la situación que enfrentan los niños saharauis detenidos por motivos policiales o por su participación en manifestaciones por el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s