La vida de muchas personas en peligro por la falta de una investigación imparcial sobre el homicidio de un estudiante saharaui

English

img_1421-1La muerte de un destacado líder de estudiantes saharaui pone de manifiesto la absoluta falta de voluntad del gobierno Marroquí  para proteger a quienes defienden los derechos de los estudiantes saharauis en las universidades marroquíes.

Tras 4 meses y 15 días desde la desaparición de Adnan Rahali, las autoridades marroquíes contactaron con su familia el 2 de mayo para comunicarles que el cuerpo de su hijo había sido encontrado en la residencia  de la universidad de la ciudad de Agadir, en Marruecos.

“Después de tanto tiempo, casi 5 meses, no sabemos cómo las autoridades marroquíes han reconocido el cuerpo de Adnan Rahali tan rápidamente y sin tener que recurrir a los miembros de la familia para tomarles muestras para el análisis de ADN. Este tipo de análisis es la única manera para determinar la identidad del cadáver”, relata un familiar de la víctima.

El estudiante saharaui Adnan Rahali desapareció  el 17 de diciembre de 2015. Esa misma tarde estaba hablando por teléfono con su familia cuando perdieron el contacto. Durante mucho tiempo su familia lo ha buscado por todas partes en distintas ciudades de Marruecos y el Sáhara Occidental Ocupado. También presentaron  varias denuncias ante  las autoridades judiciales de Marruecos antes de que inesperadamente las autoridades Marroquíes encontraran el cadáver  en la residencia de la universidad de Ibn Zahr Agadir, Marruecos, donde viven miles de estudiantes.

Amigos de Adnan Rahali han explicado a Adala UK que el joven estaba en el tercer curso en la Universidad de Ibn Zahr Agadir, y era conocido por su activismo en defensa de los derechos de los estudiantes saharauis en las universidades.

“El 12 de diciembre de 2015, cuando los estudiantes saharauis protestaban pacíficamente en defensa de sus derechos como estudiantes, sus compañeros marroquíes les atacaron salvajemente. Rahali era uno de los dirigentes del grupo saharaui que  protestaba por las malas formas en que la administración de la universidad trata a los saharauis”, comenta un testigo a Adala UK.

“La noche del mismo día,  Rahali salió de la residencia en la que había dejado a su hermano y algunos amigos para ir a comprar algunas cosas que le faltaban. Después desapareció. A pesar de la incesante búsqueda realizada por los grupos de estudiantes saharauis y su familia no hemos sabido nada hasta hoy, cuando su familia se ha enterado que las fuerzas de seguridad han encontrado su cadáver en uno de los edificios del campus de Agadir”, añade un testigo.

img_1454

Rahali Mohamed, hermano de la víctima, acusó a las autoridades marroquíes de asesinar a su hermano, de encubrir el crimen y causar daños a la familia. “Las autoridades marroquíes dicen mi hermano murió a causa de una caída desde la ventana encima de un cristal. Mi hermano lleva desaparecido 5 meses, esto no se lo cree nadie que tenga mente para pensar”, comenta el hermano de la víctima.

“Además, en la residencia donde supuestamente ha muerto mi hermano hay más de 45000 estudiantes. Yo me pregunto: ¿nadie vio a mi hermano cuando murió? ¿Tampoco ningún estudiante ha olido el olor del cadáver durante 5 meses? Este es el último de muchos argumentos que nos han dado las autoridades y la inteligencia marroquíes en Agadir sobre la desaparición de mi hermano”, añade el hermano de Adnan.

“Cuando me llamaron para identificar su cadáver vi que la ropa y los zapatos no estaban dañados.  Además, su cuerpo y su cara se veían claramente y no se veían signos de ninguna caída, por lo cual esto asegura que mi hermano ha estado en la nevera desde que murió. Las autoridades tienen que decirnos la verdadera causa de la muerte de mi hermano. Nadie de la familia ni nadie se cree el argumento que nos han dado las autoridades. A causa del impacto de la noticia mi padre murio en el hospital de El Aaiún ocupado hoy 6 de mayo 2016 despues de entrar en coma   (ver vídeo).

Las autoridades deben garantizar que quienes mataron a Adnan Rahali comparecen ante la justicia, y que se toman todas las medidas necesarias para proteger a quienes defienden los derechos humanos en Marruecos y en el Sáhara Occidental.

Adala UK ha denunciado repetidamente la situación a la que se enfrentan los estudiantes saharauis en las universidades marroquíes, señalando que las autoridades han afianzado como política la práctica de “señalar” a ciertos estudiantes. Una manera de hacerlo es prohibiendo el acceso permanente o temporal a la enseñanza superior de aquellos que no se ajustan a las opiniones sociales o políticas impuestas por el estado sobre la cuestión del Sáhara Occidental.

Además, las protestas de los estudiantes para reclamar sus derechos o en solidaridad con los compañeros que han sido vetados del acceso a las universidades fueron respondidas con una brutal represión que incluyó asaltos a universidades y residencias de estudiantes. Durante los altercados, varios estudiantes fueron arrestados, golpeados y detenidos. Muchos estuvieron recluidos durante horas o incluso días sin juicio y, en numerosos casos los estudiantes fueron torturados o sometidos a malos tratos mientras estaban bajo custodia. Actualmente algunos de ellos continúan cumpliendo penas de cárcel.

Los hechos ocurridos ponen de manifiesto más que nunca la necesidad de que los derechos de los Saharauis no sean ignorados. Un primer paso para ello sería la inclusión de un mandato para supervisar los derechos humanos en la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s